web analytics

Trastorno bipolar en pocas palabras

Trastorno bipolar en pocas palabras

El trastorno bipolar, anteriormente llamado enfermedad maníaco-depresiva.

Es uno de varios trastornos conocidos como trastornos del estado de ánimo.

La manía y la depresión solas o en combinación son las características de los trastornos del estado de ánimo.

La manía

  1. La manía se caracteriza por un sentimiento de euforia en el que el individuo tiene ideas grandiosas
  2. exhibe energía ilimitada,(necesita dormir poco) y muestra una gran seguridad en sí mismo.
  3. Mientras que en un estado maníaco los pensamientos de las personas corren, hablan demasiado rápido y demuestran un mal juicio.
  4. Los maníacos pueden gastar demasiado dinero de manera impulsiva, cometer indiscreciones sexuales y alienar a las personas con su irritabilidad e impaciencia.

La hipomanía

La hipomanía se refiere a una forma más leve de manía que es una cantidad excesiva de euforia pero que no perjudica significativamente la vida del individuo.

La depresión

  • La depresión se puede caracterizar por muchos síntomas, incluidos sentimientos de inutilidad, culpa y tristeza. Cuando uno está deprimido, la vida parece vacía y abrumadora.
  • El individuo deprimido tiene dificultad para concentrarse, no puede tomar decisiones, carece de confianza y no puede disfrutar de actividades que antes eran placenteras.
  • Los síntomas físicos pueden incluir subir o bajar de peso, dormir demasiado o muy poco, agitación o letargo.
  • Las personas deprimidas pueden estar preocupadas por la muerte o el suicidio.
  • Pueden creer que han cometido el pecado imperdonable y que los seres queridos estarían mejor sin ellos.

El trastorno bipolar

se llama así porque quienes lo padecen experimentan manía y depresión, en contraste con aquellos con trastornos unipolares, que experimentan solo un extremo, generalmente la depresión.

Los trastornos bipolares se clasifican en dos tipos:

Bipolar I

El individuo experimenta manía y depresión

Bipolar II

El individuo experimenta hipomanía y depresión

La manía o la hipomanía es la clave para diagnosticar el trastorno bipolar.

Una persona que experimenta un estado maníaco incluso una vez se presume que tiene trastorno bipolar.

Los estados maníacos y depresivos pueden preceder o seguirse inmediatamente entre sí o pueden estar separados por largos intervalos de tiempo, y el individuo puede tener más episodios de un polo que del otro.

Algunas personas, conocidas como ciclistas rápidos, experimentarán cuatro o más episodios por año.

La edad de inicio para el trastorno bipolar es más joven que para la depresión unipolar y generalmente comienza en la adolescencia tardía o en los veinte años, pero rara vez comienza después de los 40 años.

En algunos casos está precedida por un trastorno llamado ciclotimia, que es una forma más leve de trastorno del estado de ánimo.

Se caracteriza por un marcado estado de ánimo y cambios de humor durante al menos dos años.

El trastorno bipolar es un trastorno crónico e incluso con tratamiento, menos de la mitad de las personas que lo experimentan pasan cinco años sin un episodio maníaco o depresivo.

Las personas con bipolar están en riesgo de suicidio en la fase depresiva y son más propensas a la muerte accidental en la fase maníaca debido a la impulsividad y el mal juicio.

Las causas del trastorno bipolar no están claras, pero probablemente esté determinada por múltiples factores. Los estudios familiares y de adopción han indicado sistemáticamente una predisposición genética hacia los trastornos del estado de ánimo.

Los familiares de primer grado de personas con trastorno bipolar son mucho más propensos que la población general a experimentar depresión bipolar, depresión unipolar y ansiedad.

En este punto, sin embargo, no hay evidencia clara de que un gen en particular esté vinculado a la transmisión del trastorno bipolar.

En cambio, parece que una historia familiar aumenta la vulnerabilidad a varios trastornos.

Los neurotransmisores en el cerebro se han investigado ampliamente y están muy probablemente involucrados en el trastorno bipolar, pero en formas complejas e interactivas que aún no se comprenden.

La relación entre los neurotransmisores y las hormonas secretadas por el hipotálamo, la hipófisis y las glándulas suprarrenales parece ser significativa.

También se especula que el trastorno bipolar puede estar relacionado con los ritmos circadianos debido a que algunas personas con trastorno bipolar son especialmente sensibles a la luz y muestran anomalías en los patrones de sueño, como entrar al sueño REM demasiado rápido, soñar intensamente y perder las etapas de sueño de los ciervos.

Los eventos estresantes de la vida pueden precipitar episodios de manía o depresión, pero no parecen ser la causa principal del trastorno bipolar.

Los factores psicosociales como el estilo de atribución, la indefensión aprendida, las actitudes y las relaciones interpersonales parecen estar relacionados con el trastorno bipolar, pero no se han identificado como causas; a menudo son el resultado de tener tal desorden.

Parece que una vulnerabilidad genética junto con eventos psicológicos y socioculturales estresantes puede resultar en un trastorno bipolar.

Las tres modalidades de tratamiento primario son las más utilizadas para el trastorno bipolar.

La medicación

  • La medicación es de uso común, especialmente el litio.
  • Por razones que aún no se comprenden completamente, el litio reduce la frecuencia de los episodios, y muchas personas con trastorno bipolar se mantienen en litio durante largos períodos.
  • Los niveles de litio deben controlarse cuidadosamente mediante análisis de sangre, y puede haber efectos secundarios como aumento de peso, letargo y disfunción renal.
  • Debido a los efectos secundarios de los medicamentos y porque pierden la energía de la hipomanía y los estados maníacos, las personas con trastorno bipolar pueden suspender sus medicamentos.
  • Los antidepresivos más nuevos que afectan los niveles de serotonina se usan a menudo, pero existe la sospecha de que pueden contribuir a un ciclo más rápido.
  • También se está usando medicación anticonvulsiva, como la carbamazepina.

la terapia electroconvulsiva (TEC)

  • la terapia electroconvulsiva (TEC). Este enfoque se usa solo en varios casos en los que el comportamiento incontrolable o la amenaza de suicidio hacen imposible esperar de dos a tres semanas para que la medicación tenga efecto.
  • La TEC, utilizada para tratar a las personas que no han respondido a otras formas de tratamiento, a menudo es eficaz pero está sujeta a efectos secundarios: pérdida temporal de la memoria a corto plazo y confusión inmediatamente después del tratamiento.

La psicoterapia

  • La psicoterapia es el tercer enfoque de tratamiento.
  • Si bien se han probado muchos enfoques psicoterapéuticos, la terapia cognitiva y la terapia interpersonal son actualmente las más populares.
  • La terapia cognitiva se enfoca en identificar y corregir el pensamiento defectuoso y los estilos atributivos, para que el cliente pueda obtener el control cognitivo de las emociones.
  • La terapia interpersonal se centra en desarrollar las habilidades para identificar y resolver conflictos interpersonales, que con frecuencia acompañan al trastorno bipolar.
  • Ambas psicoterapias son altamente estructuradas y de corto plazo.

Muchas personas reciben una combinación de medicamentos y psicoterapia para estabilizarlos y prevenir las recaídas.

Además de abordar las posibles causas del trastorno bipolar, los psicoterapeutas ayudan a las personas a enfrentar una serie de problemas que surgen al vivir con el trastorno.

Una de ellas es la dificultad de vivir con interrupciones en la vida de alguien que traen los estados maníacos y depresivos.

Las personas pueden estar demasiado enfermas para trabajar o ser padres, e incluso pueden ser hospitalizadas.

Otro problema es deshacer o hacer frente a un comportamiento inadecuado que se realizó durante un estado maníaco, cuando el individuo puede haber gastado dinero imprudentemente, hecho promesas grandiosas o haber dicho cosas inapropiadas.

Un tercer problema común es lidiar con las reacciones negativas y la desconfianza de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo que se han visto afectados por los extremos cambios de humor de la persona.

Tomar medicamentos regularmente es una lucha para algunas personas, una lucha que se ve agravada por la tendencia de las personas en estado maníaco o hipomaníaco a sentir que no necesitan medicamentos.

Las personas con trastorno bipolar se enfrentan a la ansiedad constante de que sus sentimientos pueden salirse de control.

A menudo se sienten impotentes y como si su enfermedad estuviera bajo control y pudieran hacerse cargo en cualquier momento.

También está la pregunta de por qué Dios permite que las personas pasen por tales luchas.

Las personas con trastorno bipolar necesitan terapeutas que les ayuden a ejercer control cognitivo sobre sus emociones, reconozcan cuándo están demasiado altos o demasiado bajos, manejan las relaciones interpersonales, enfrentan el estrés de la vida y entienden cómo aceptar y vivir exitosamente con el trastorno bipolar.

Comparte este articulo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Summary
Trastorno bipolar en pocas palabras
Article Name
Trastorno bipolar en pocas palabras
Description
Aquí te explicamos que es el trastorno bipolar, anteriormente llamado enfermedad maníaco-depresiva, te explicamos sus tipos y descripciones psicológicas.
Author
Publisher Name
MCL
Publisher Logo

Deja un comentario